• MRA

Sin vuelta atrás.


Ya no hay vuelta atrás.

Solo me queda mirar hacia adelante, donde veo un camino lleno de luz y de ilusión: voy hacia todo aquello que he soñado, con gran determinación.

Me lleno del apoyo y del cariño de la gente hermosa que me quiere y me siento agradecida. Confío. Suelto y confío.

No tengo miedo de sentirme plena.

Disfruto, agradezco y bendigo el amor que me rodea, finalmente es lo que me ayudará a seguir adelante e impulsará a mis hijos a su mayor potencial.


- La oveja negra -



#diariodel2020 #undíaalavez #echándole

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Sola. Frágil. Abandonada. Hay días en que regresa ese sentir a mí. Rompo en llanto. No soy suficiente. No lo hago bien, no sé hacerlo bien. Este vacío en mi pecho se acentúa. Un grito ahogado. Desespe

Este año contigo fue un sube y baja de emociones. Te quise soltar tantas veces que perdí la cuenta. Traté de borrarte de mi, pero no pude. Traté de olvidarte, de dejar de pensarte, de no necesitarte;

¿Quien dice qué esta bien y que esta mal? Todos nos equivocamos. Unos más que otros, o unos en más circunstancias más “mal vistas” que otras. ¿Quien dice qué es lo “mal visto”? ¿Por qué satanizamos lo