• MRA

Aprendiendo a estar sola.

Me abrumo, y mis hijos lo sienten.

Me estreso, y mis niños lo recienten.

Me agoto, me duele, y mis hijos se preocupan.

Las emociones a flor de piel, yo pierdo el control de mi misma y dejo de fluir.

No hay orden, demasiadas responsabilidades, muchos pendientes: escuela, trabajo, casa, tareas, comida, muebles, eventos, clases… Todo está revuelto en mi mente y no encuentro orden.


Sí puedo. Todo sale. Tiene que…

Vamos a estar bien. Estamos bien.

“Estoy sola porque quiero, porque yo así lo elegí” Me retumban sus palabras como ladrillos pesados que caen sobre mí. ¿Será cierto?

Todo esto es muy abrumador. Siento que no puedo, a veces me trueno.


Hoy es día de aprender. Aprender a organizarse, a darse un respiro, a detenerse unos segundos y respirar, antes de arrancarse en primera.


Agradecer, siempre agradecer.


#diariodeunaovejanegra #díasdifíciles #agradecer #sola

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Sola. Frágil. Abandonada. Hay días en que regresa ese sentir a mí. Rompo en llanto. No soy suficiente. No lo hago bien, no sé hacerlo bien. Este vacío en mi pecho se acentúa. Un grito ahogado. Desespe

Este año contigo fue un sube y baja de emociones. Te quise soltar tantas veces que perdí la cuenta. Traté de borrarte de mi, pero no pude. Traté de olvidarte, de dejar de pensarte, de no necesitarte;

¿Quien dice qué esta bien y que esta mal? Todos nos equivocamos. Unos más que otros, o unos en más circunstancias más “mal vistas” que otras. ¿Quien dice qué es lo “mal visto”? ¿Por qué satanizamos lo